Espionaje a la francesa

Trabajar como reporterto automotriz es peligroso, eso lo sabemos muy bien aquí que hemos recibido amenazas de muerte de parte de Ferrari por no darle 5 estrellas de calificación a sus automóviles. Somos muy éticos y hasta que no nos manden uno para probarlo en Altata no lo haremos. El caso es que ya hay un reportero en la cárcel y una revista fue visitada por la policía prancesa para retirarle computadoras. ¿El crimen? Haber publicado fotografías del Renault Megane que saldrá ¡en 3 años! ya que la marca francesa lo quería tener en secreto hasta esa fecha pero alguien les pasó las fotografías que ven en pantalla. Lo que buscan identificar es al empleado Renault que les pasó esas fotografías y acusarlo de espionaje industrial. Y saben una cosa tienen razón, porque los chinos es lo que necesitan para sacar un auto en Elektra muy parecido en abonos chiquitos. Lo dicho, no se vale,

Deja un comentario