Una Corte para a los Autos Chinos

Por fin un juez en Turín, Italia ha hecho algo útil, ya que la compañía automotriz Great Wall Motor había decidido entrar al mercado europeo con su modelo GWPeri. Un mercado que es dominado por cuarto año consecutivo por el Fiat Panda en el segmento de los subcompactos. Sin embargo las similaridades entre ambos automóviles son obvias (vean el color, los rines, el diseño en general) por lo que Fiat decidió demandar a la marca china tanto en Italia como en China para que no vendiera sus productos en Europa. ¿El veredicto? Si aparece a la venta un automóvil de ellos en el continente europeo le tendrían que pagar a Fiat €15,000 ($240,000.00) y €50,000 ($800,000.00) por cada otro que aparezca. Con multas como esa yo creo que va a ser muy difícil que lleguen a venderse. Por supuesto que Great Wall Motors intenta defenderse diciendo que es un diseño de ellos. ¿Usted les cree? Está en chino.

Deja un comentario