Visitando el Museo del Automóvil Soviético

Al decir museo uno siempre imagina enormes pasillos llenos de cosas brillantes, grandes luces, guías sonrientes y fáciles de acceder. Sin embargo el Museo Soviético del Automóvil está en las afueras de Moscú a campo abierto y necesitas recorrer un camino de terracería muy largo y cruento para llegar.

La idea fue de Mikhail Krasinets un corredor famoso por allá que llegó a ese campo con una colección de 40 automóviles y la ha crecido hasta tener 300. Por lo menos un modelo de cada año de las grandes fábricas como Lada, Volga y la joya de la corona: Un GAZ Chaika 1964 que era lo que los grandes líderes conducían y que fue muy difícil de conseguir. No te pierdas el visitarlo si pueses algún dia y te dejo un video del sitio:

Deja un comentario