Un museo con un automóvil

98_tempo_am141207_f_2.jpg

Tal parece que estamos frente al cuento de “El Principito” a quien le piden que dibuje un elefante y dibuja una caja, el niño se sorprende y El Principito le dice que dentro de la caja está un elefante. Asi estamos viendo la obra del artista de Islandia Olafur Eliasson para el Museo de Arte Moderno de San Francisco en el que se encargó de cubrir un automóvil de hidrógeno de carreras BMW H2R con diversas capas de acero y hielo (les dije que era de Islandia, ni modo que usara palmas y cocos) y está mantenido en una cámara especial para evitar el descongelamiento. Con esto quiere significar que al final los automóviles están de alguna manera conectados con el calentamiento global y que hay que evitar que las cosas se “calienten” o desaparece lo bello que nos rodea. (Yo creo que quiso decir eso). El caso es que es arte y a cada quien le dice una cosa diferente. Admírelo.

Deja un comentario