Un Diablo Nazi se Esconde en las Oficinas de Audi

Fue verdugo de la Gestapo antes de trabajar en Audi.

Klaus Carel Faber se ve muy inocente caminando como anciano por el parque en Alemania, sin embargo su historia es bastante criminal. El nació en Holanda y se hizo voluntario para ser soldado Nazi, fue puesto en el campo de concentración donde estuvo Anna Frank antes de ser enviada a Auschwitz. Fue ejecutor de la Gestapo y al final de la guerra fue encontrado culpable de 22 cargos de asesinato pero escapó de la cárcel y se fue a Alemania donde fue recibido como héroe y trabajó por muchos años en las oficinas centrales de Audi en Ingolstadt. Ahora jubilado fue descubierto pero no puede hacérsele nada ya que existe una ley de tiempos de Hitler que dice que como fue voluntario extranjero no puede ser deportado.

Ahora camina solo con su vergüenza a hombros.

Deja un comentario