Poco Crecimiento del Crédito Automotriz en México

A pesar de que el financiamiento automotriz registró un crecimiento de 11.6 por ciento en 2012, éste aún es insuficiente para alcanzar el potencial de desarrollo del mercado doméstico y está muy por debajo de su máximo histórico.

De acuerdo con cifras reportadas por la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), de enero a diciembre del año pasado, el número de unidades comercializadas a crédito aumentó en 53 mil 692 unidades respecto al año anterior, al llegar a 515 mil 063.

Y aunque esto representó un crecimiento de 11.6 por ciento, aún continúa 26 por ciento por debajo de las cifras registradas en 2007, cuando los vehículos financiados llegaron a 696 mil 086 unidades, considerada la cifra más alta en seis años.

Según el reporte del organismo del sector automotriz, tan sólo en diciembre pasado la colocación de créditos para la adquisición de automóviles se redujo 1.8 por ciento, equivalente a mil 069 vehículos menos que en igual periodo de 2011 y 19.2 por ciento por debajo del último mes de 2007.

Así, mientras en diciembre de 2007 fueron vendidas 72 mil 654 unidades a través de financiamiento, en 2011 la cifra llegó a 59 mil 749 vehículos, la más alta luego de la crisis registrada en el periodo 2008-2009, pero en diciembre pasado se registró una nueva reducción al llegar a 58 mil 680 unidades.

“Con todo y la tendencia creciente en los niveles de financiamiento, resulta insuficiente la participación del crédito en la adquisición de vehículos”, subraya el reporte de la AMDA.

La Asociación menciona que en 2012 la participación de entidades financieras para el otorgamiento de crédito vehicular mostró un leve crecimiento comparado con la baja que reportaron las instituciones bancarias con relación a 2011.

De esta manera, de enero a diciembre de 2012, las instituciones financieras ofrecieron crédito hasta en 57 por ciento contra el 53.5 por ciento del año anterior.

A su vez, resalta la AMDA, la banca redujo su participación de 39.4 a 35.3 por ciento, mientras que los autofinanciamientos se mantuvieron prácticamente en el mismo nivel, pues pasó de 7.1 a 7.7 por ciento.

Deja un comentario