Opel shoes

agila_city_heels_450.jpg

Aunque parezca broma los zapatos que ven en pantalla son reales y diseñados por la Casa Opel para ser entregados por un príncipe a caballo (no en un Opel sino a caballo) a una afortunada. Por supuesto que no hay por donde sacar los dedos pero la afortunada (sólo se hizo un par) seguramente estará orgullosa. No espere verlos por Calzzapato pronto, ya que fueron comisionados por la boutique de calzado Shoebaloo de Amsterdam.

Deja un comentario