No se están quietas las mujeres

El deporte del automovilismo ya no volverá a ser igual, ya que las mujeres han comenzado a hacer historia desde la semana pasada. Primero fue Danica Patrick quien se convirtió en la primera mujer de la historia en ganar en Motegi, Japón un primer lugar en una competencia IndyCar y ahora resulta que una mujer por primera vez, Ashley Force ha resultado ganadora de una prueba Hot Rod en la división de FunnyCar, dejando entre el polvo a muchos de sus competidores incluído su famoso padre John Force con una carrera de 4.837 segundos a una velocidad de 513 Km/H. Las cosas están cambiando y ahora parece que los que van a ir por las tortillas son otros (Vamos).

Deja un comentario