Nissan se Opone al Ingreso a México de “Autos Chocolate”

Nissan Mexicana se opone rotundamente al decreto federal que flexibilizaría la importación de autos usados estadounidenses -que entraría en vigor el próximo viernes-, así que pugnó porque se respeten las inversiones de las armadoras instaladas en nuestro país.

José Muñoz, presidente y director general de Nissan en México, sentenció que si las autoridades mexicanas limitaran el ingreso de los llamados autos chocolate, habría un potencial enorme de crecimiento en el mercado nacional que permitiría más inversiones y empleos.

“Nissan aboga porque haya un mercado doméstico sano y amplio, que genere inversión y puestos de trabajo. El que se genere aumento de importación de autos usados va en contra de ese principio básico”, alertó en entrevista posterior al evento de la embarcación 3 millones de unidades de exportación.

De acuerdo con el anteproyecto de decreto de importación de vehículos usados, el cual entraría en vigor a partir del 1 de julio próximo y hasta el año 2019, podrían ingresar autos de cinco hasta nueve años de antigüedad, factor que provocaría caída en las ventas nacionales de unidades nuevas.

Medida Errónea
Si bien las autoridades establecen aranceles de 10 y 15% a los vehículos usados importados a cambio de no presentar el certificado de origen de la unidad, para la industria automotriz instalada en México representa una medida errónea porque generará problemas de seguridad físico-mecánica y medio ambiente en nuestro país, además de que acrecentará el parque vehicular viejo y obsoleto.

“México crece, pero es moderado su ritmo en ventas. Nos gustaría que el mercado doméstico fuese fuerte y una de las medidas por las que abogamos es que se limite la importación de usados”, expresó José Muñoz como parte de las negociaciones que encabeza la industria nacional con la Secretaría de Economía.

Deja un comentario