México Vive un “Boom” en el Sector Automotriz


Jorge Arturo López Gómez en El Universal
México se consolida en la industria automotriz como el cuarto mayor exportador mundial de vehículos ligeros y el octavo productor global en 2012 y además de sortear el mal tiempo de la desaceleración global el sector está remolcando a otras áreas a niveles de prosperidad que podrían perdurar un buen tiempo.

Los próximos dos años quedarán marcados como atípicos por la cantidad de capitales del sector que llegarán al país, que cada vez luce más atractivo para atraer nuevas inversiones automotrices, principalmente por la solidez de su economía y por su ubicación geográfica con Estados Unidos, anticipó Guido Vildozo, analista de la Industria Automotriz en Latinoamérica, para la consultoría IHS.

De acuerdo con un estudio de la consultoría Polk, con sede en Detroit, Estados Unidos, México captará este año 18% del total de las inversiones que la industria automotriz destinará a América del Norte, 9% más que hace una década.

La estimación coincide con Vildozo quien augura que el capital que llegará a México crecerá, en contraste con el panorama que se vislumbra para Estados Unidos y Canadá que, opina, están al tope.

El experto apuntó que México captará este año entre 22% y 24% de las inversiones destinadas para Norteamérica.

“Teníamos contemplado que siete marcas anunciarían importantes inversiones en estos dos años; la situación económica en el mundo no es precisamente la más prometedora y es difícil anticipar que se cumplirán al 100%, pero al menos seis de esas siete (Mazda, Nissan, Honda, Ford, General Motors y Audi), ya se confirmaron”, expuso Vildozo.

Lorenza Martínez, subsecretaria de Comercio e Industria de la Secretaría de Economía, subrayó que México se consolidó en 2011 entre los 10 principales productores de vehículos en el mundo al fabricar 2.5 millones de unidades.

Bajo este escenario, según cifras oficiales, la producción mexicana de autos ligeros llegará este año a un récord de al menos de 2.7 millones de unidades, en un proceso que empuja a otros bienes como plásticos, hules, químicos, rotores, tambores, suspensiones y un largo etcétera.

Ven ventaja en tratados

Para KPMG, México se ha visto beneficiado en este sector, por un alto volumen de comercio internacional gracias a la gran apertura comercial que se traduce en 11 tratados con más de 40 países.

Históricamente, el sector automotriz mexicano ha recibido altos niveles de inversión y la tendencia según los expertos, es de que continúe en esa línea, pues son varios los competidores a nivel global que han anunciado planes para instalarse o expandir sus operaciones aquí.

En el estudio Evaluando una inversión en la industria mexicana automotriz que realizó la consultoría, destaca la privilegiada posición que ocupa México como el socio comercial más importante de Estados Unidos, el mercado número uno en el mundo.

Esa relación, es importante para el sector automotriz porque más de 80% de la producción mexicana se exporta y 63.8% de ese total tienen a EU como principal destino, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) al cierre de agosto 2012.

Eduardo Solís, presidente de este organismo, destacó que México trabaja fuerte en la diversificación de su producto para no depender de la economía de EU.

Para KPMG la industria automotriz es un segmento que se encuentra en recuperación y ofrece buenas expectativas.

La encuesta Business Pulse 2011, con entrevistas a ejecutivos de todo el mundo, revela que la mayoría (72%) espera un crecimiento en los ingresos y 73% experimentó crecimiento entre 2010 y 2011.

A pesar de esos síntomas de mejoría, los expertos consideran que será difícil que EU regrese a niveles de 2008.

Los principales jugadores

En México el sector automotriz está bastante consolidado y apalancado por las siete marcas instaladas como Ford, General Motors, Chrysler, Volkswagen y Nissan, con la próxima incorporación de dos más (Mazda y Audi) que fortalecerán al sector y colaborarán para hacerlo más atractivo para los inversionistas.

Estas siete firmas (Chrysler incluye a Fiat) representan más de 94% de la producción y 70% de ventas internas.

La mayor parte de la manufactura se concentra en las regiones centro y norte del país, para facilitar su acceso tanto al mercado nacional como al mercado de Estados Unidos y Canadá.

De acuerdo con el último reporte de la AMIA en coordinación con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), la producción total de vehículos acumulada (enero-agosto) llegó a un millón 903 mil 544 unidades, un incremento de 13.3% respecto al mismo periodo de 2011, año en el que se cerró con 2.56 millones de unidades fabricadas. Del total que se produce, se exporta 84.4%.

El informe señala que ese volumen de producción establece un nuevo récord en la producción total de esta industria.

En cuanto a la próxima incorporación de la japonesa Mazda y la alemana Audi, Guido Vildozo expuso que atraer producción de ambas empresas a Norteamérica “tiene beneficios, primero porque se remueve el riesgo asociado con producción en Europa y cualquier apreciación de la moneda, el Euro, y en segundo lugar, se aproxima la producción a EU”.

La capacidad exportadora del país va de la mano con la producción, pues en los primeros ocho meses del año el volumen de ventas al exterior creció 13.3% con respecto al mismo periodo de 2011 con un millón 571 mil 162 unidades y que de acuerdo con la AMIA es el más alto nivel histórico exportado de un año.

Un país competitivo

Los analistas apuntan que el establecimiento y crecimiento de la manufactura de las OEMs (marcas internacionales) también crea un ambiente ideal para los proveedores de autopartes, de hecho, 23 de los 25 proveedores más grandes (por ventas) tienen presencia en México.

La mayor parte de éstos se localiza en los mismos estados o cerca a donde se establecen las OEMs creando clústers con grandes ventajas competitivas.

“El sector automotriz no sólo jala lo que tiene que ver con las partes para autos, en nuestro caso tiene un efecto positivo sobre todo en lo que se refiere a empaques y los embalajes”, dijo Luis Gerardo Alvarez, director de la Asociación Nacional de la Industria del Plástico (ANIPAC).

“Hay un impacto colateral (…) y lleva a la industria a incursionar en productos de mayor valor agregado y mayores ingresos, el crecimiento más fuerte del sector automotriz se sentirá en 2013”, agregó.

Las alrededor de 285 empresas afiliadas a la asociación, que participa en 59 de las 72 ramas económicas más importantes de México, esperan producir este año 6.2 millones de toneladas de plástico contra las 5.8 millones del 2011. (Con información de Reuters)

Deja un comentario