Los Directores de las Organizaciones sin Fines de Lucro Sufren en Alemania

Que difícil es trabajar en el mundo de las Organizaciones sin fines de lucro. Normalmente no te entienden y te hacen sufrir por tonterías. Tomemos el ejemplo de Treberhilfe que es una organización de ayuda para pobres y cuyo director fue enviado a la corte por conducir muy rápido el automóvil que ven arriba, un Maserati que el dice que es necesario para hacer bien su labor, es un modelo de tres años atrás, ya es viejo por supuesto. Por otro lado Una organización que ayuda a mujeres en peligro en Alemania, Hatun & Can, está siendo investigada por fraude y mientras el juez les retuvo una Land Rover que conducía la directora. ¿Que carro pedirá el director de la Cruz Roja de Culiacán o el del Banco de Alimentos? Ojalá y les den alguno de esas dos marcas.

Deja un comentario