La Mano de un Niño Jugando con su Fiat 500

Lorenzo Quinn es un escultor conocido y para su última obra tuvo la idea de tomar el primer automóvil que él tuvo: Un Fiat 500 y ponerlo bajo una mano gigante de Aluminio en una escultura de 4 Mts de alto llamada Vroom Vroom.
Dicha escultura ya estuvo expuesta en Abu Dhabi y Valencia en España y ahora ya llegó a su lugar definitivo de residencia: En Park Lane que está en una zona de alto valor comercial llena de hoteles y distribuidoras de automóviles exóticos.
Es difícil no sentirse aludido con esto que hace mofa del espíritu de cada comprador automotriz. Debías revisarla cada vez que vas a comprar un automóvil.

Deja un comentario