La Flecha de Plata

mercedesw12520.jpg

El año era 1937 y la Mercedes Benz sorprendió al mundo deportivo introduciendo un automóvil bastante adelantado en cuestión de diseño y además con una potencia bajo el cofre que la Fórmula 1 no tendría hasta mediados de los 80 utilizando el turbo. 5.7 Lts y 8 cilindros impulsaban a ésta belleza con un chasis construido con acero al níquel-cromolibdeno. Un automóvil de éstos actualmente vale casi su peso en oro. Vea la ficha técnica completa.

Deja un comentario