La Cerveza Corona Impulsó un Vehículo de WRC Hasta la Meta

Para ser piloto de WRC se necesita pensar rápido. No hay tiempo en ocasiones de reflexionar y perder el tiempo. En cualquier carrera a la que asistas podrás observar lo rápido que van y el corto tiempo entre girar o estrellarse en los árboles.

Thierry Neuville corre en México (arriba) para el Hyundai Motorsport en un i20 y su patrocinador Corona le habìa regalado una botella grande de cerveza (Tamaño super caguama) y como no toma la echó en el asiento trasero. Al ir corriendo se quedó sin agua el radiador y se dio cuenta que necesitaba llegar al taller para reparar la fuga del radiador pero en medio de la carrera no había rios cercanos por lo que recurrió a la cerveza y llenó el radiador con lo que alcanzó a llegar al taller, reparar el radiador y aun entrar entre los primeros tres al final de la carrera.

Gracias a Corona por el líquido.

Deja un comentario