Hackers Atacan la Fórmula 1

Nancy González Gea en El Financiero

Por segunda ocasión en el año, la Fórmula 1 sufre un ataque por parte del colectivo de hackers Anonymus, por quedar en medio de problemas políticos y sociales en los que no tiene que ver, pero a los que la relacionan, por la visión de este grupo de “vengadores” informáticos. En esta ocasión, Anonymus robó de la base de datos confidencial de la página web oficial del Gran Premio de Canadá, los detalles de al menos 131 personas que habían comprado entradas para la competencia de automovilismo que se realizará el 10 de junio. Nombres, direcciones de correo electrónico y números de teléfonos fueron publicados en Internet por este grupo, en protesta porque el gobierno canadiense aprobó una ley contra las manifestaciones donde estudiantes protestan por el aumento a los impuestos en grados universitarios. El colectivo de hackers cree que el Gran Premio de Canadá no debería celebrarse porque hacerlo significa apoyar a un gobierno con el que no comulga, aunque el deporte, en este caso el automovilismo deportivo y el negocio de la Fórmula 1, no tengan algo que ver con los problemas internos del país. Anonymus había avisado del ataque cibernético días atrás, pero en honor a la verdad, este detalle no afecta en lo mínimo a la organización del GP canadiense, como no lo hizo con el GP de Bahrein, durante el cual también se orquestó un ataque por parte de este grupo. Ayer, cuando se publicaron los datos de los aficionados, el grupo señaló que estaba enseñándole al gobierno canadiense a “respetar los deportes. La gran riqueza del deporte no es el dinero, sino la libertad. Hoy, Anonymous nos recuerda la importancia de la deportividad que han degradado con su corrupta y autoritaria sociedad”, se leía. El viernes 20 de abril, cuando se realizaba la sesión de prácticas en Bahrein, Anonymus atacó la página oficial de la Fórmula 1 e impidió su acceso, por lo que no podían obtenerse datos en tiempo real de lo sucedido en los ensayos. En ese momento, la explicación de este grupo fue que la Fórmula 1 no debía asociarse con un gobierno represor, violador de los derechos humanos, para organizar una competencia de tal magnitud. Por algunos meses, la realización de ese Gran Premio estuvo en duda por los enfrentamientos entre civiles y policías en las calles de Bahrein, pero al final se decidió que había garantías de seguridad suficientes para llevarlo a cabo. Esto enojó a Anonymus, que bloqueó la página, pero al final, el Gran Premio se realizó con éxito, con las ganancias esperadas por los organizadores, sin disturbios y sin que apenas se recordara el ataque de los hackers el domingo 22, cuando Sebastian Vettel se alzó con la victoria. Seguramente eso sucederá con el Gran Premio de Canadá, cuya organización sigue adelante sin contratiempos y aunque por algunas horas la página para comprar boletos quedó inhabilitada, ha vuelto a funcionar de manera normal, con nuevos niveles de seguridad para proteger los datos de los aficionados.

Deja un comentario