El Maserati Quatroporte Burberry (¡ascoooo!)

El tener dinero no te salva de ser naco, eso está demostrado y si no vea la sección de sociales de cualquier periódico. Y ahora resulta que un rico potentado al que le agradan los automóviles italianos y las gabardinas londinenses envió a que le diseñaran un Maserati Quatroporte con acabados de Burberry. Todavía no paro de llorar de la angustia de haber echado a perder una obra maestra. Lo mas sano es que Maserati le recoja el carro de inmediato y no le regrese el dinero hasta que termine la primaria el dueño. A mi me gustan los tacos de camarón y la cajeta, pero lo que me menos se me ocurre es mezclarlos. ¡Ahh que coraje!

Deja un comentario