El Crédito Automotriz Lejos de la Normalidad

Lilia González en El Economista

De los vehículos comercializados durante el primer trimestre del 2012, 53.7% corresponde a unidades financiadas, esto es unos 125,335 autos, lo que contrasta con los 172,205 financiados durante el periodo análogo del 2008, cuando los autos financiados tenían una participación de 65.2% del mercado total, previo a la crisis financiera internacional, reportó Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Lo anterior se traduce en que la colocación de crédito de enero a marzo del presente año se encuentra 27.2% por debajo de la registrada en el mismo periodo del 2008, factor que urge fortalecer para repuntar los resultados del mercado interno, que sigue deprimido.

“Uno de los factores que afecta significativamente la venta de autos en el mercado interno de México es la escasez de crédito bancario, el cual en los últimos meses ha venido en descenso derivado de la crisis económica”, dijo el directivo.

Si bien durante marzo el crédito automotriz creció 12%, al financiar 42,301 vehículos (dato positivo en comparación con sus homólogos del 2009, el 2010 y el 2011), se ubica por debajo del de marzo del 2008.

Durante el tercer mes del 2011 se colocaron recursos para 37,774 unidades, mientras que la colocación de créditos en el mismo mes del 2010 ascendió a 33,865 unidades financiadas, en tanto que para el 2009 fue de 34,622 vehículos y en el 2008 de 48,106 unidades.

“Estamos esperando que la tendencia del financiamiento automotriz sea positiva en el transcurso del año; sin embargo, se espera que tenga una tasa de crecimiento menor que la del 2011”, previó Guillermo Rosales.

Agregó que aun con la tendencia creciente en los niveles de financiamiento, resulta insuficiente la participación del crédito en la adquisición de vehículos.

PIDEN RECOBRAR PLAN CON NAFIN

El directivo de la AMDA recordó la buena experiencia con Nacional Financiera (Nafin), hace alrededor de un año, cuando se subastaron garantías, plan gubernamental en el que se colocaron 100 millones de pesos para detonar la venta de autos, resultado que arrojó la comercialización adicional de 25,000 coches.

Los distribuidores de automotores demandaron a las autoridades incentivar el mercado interno, con esquemas como el que aplicó Nafin.

Y es que tanto en Brasil como en Argentina se evalúan medidas para facilitar los préstamos a la compra de autos y con ello incentivar las ventas de las automotrices locales.

Deja un comentario