Crece el Robo de Vehículos con Alta Tecnología en Sinaloa

Rafael González en El Debate

En Sinaloa hay bandas de robacarros agrupadas, que han pasado de robar a clonar facturas, engomados y hasta placas de circulación.

La Procuraduría de Justicia reconoce que se trata de personas que se seccionan en los trabajos que hacen, para, después de robar las unidades, ‘arreglarlas’ con documentación hecha con equipo especializado y después comercializarlas.

Dentro de las investigaciones que se desprendieron con la detención de 10 sujetos recientemente, la fiscalía estatal detectó la operación de estas personas, de las cuales aún hay varios sujetos prófugos que tienen órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar.

Mientras algunos se dedican a robar, otros clonan documentos que son similares a los expedidos por las autoridades estatales, y terceras personas los venden, reveló el subprocurador general de Justicia en la zona centro de Sinaloa, Martín Robles Armenta, quien dijo que en este tema no se puede descartar que empleados de gobierno estén involucrados.

Reveló que, gracias a la detención de 10 sujetos por parte de la Unidad Especializada en Prevención de Robos de Vehículos de la Policía Municipal de Culiacán en mayo pasado, se detectó este modus operandi y hoy son buscados más cómplices.

“Ellos también se dividen el trabajo en las bandas dedicadas a delinquir. Un primer grupo en algunos de los casos es quien desapodera del vehículo al ofendido, un segundo grupo se especializa en remarcar o acondicionar los número de identificación vehicular.

“El siguiente paso es conseguir documentos que presentan características o similitudes a facturas para poder pasar inadvertidos y poder hacer un trámite ante las instancias correspondientes para tener placas”.

La estadística oficial indica que casi la mitad de los carros robados (49 por ciento) en Sinaloa es quitada a la fuerza a sus propietarios, es decir, con el uso de la violencia.

Vehículos que en su mayoría son de modelos recientes.

De las averiguaciones previas iniciadas en 2011, se desprende que, de 9 mil 910 robos, 4 mil 991 fueron con el uso de la violencia.

Aun cuando el tema de robo de vehículos es “muy grave” en esta entidad, este año se ha logrado reducir este delito en 370 casos menos al 11 de junio.

El registro de este año es de 4 mil 083 averiguaciones previas iniciadas por este ilícito, donde están incluidas 735 motocicletas hurtadas.

Pero no fue así durante todo 2011, cuando delincuentes hurtaron 733 autos más que en 2010, principalmente concentrados en los municipios de Culiacán, Mazatlán y Ahome.

Estadísticas que trajeron repercusiones para las asegurados, quienes en algunos casos han duplicado sus tarifas al doble.

Durante este año se ha detenido, por las diferentes corporaciones, a 155 personas como presuntas responsables.

En materia de sentencias judiciales, este año se han emitido 160, de las cuales 153 han sido condenatorias para el responsable y 7 absolutorias.

En 2012, los cuatro principales municipios van a la baja, pero no en municipios más chicos, que presentan más casos. Tal es el caso de El Fuerte, Guasave y Angostura, que presentan alzas.

Dentro de la ley, si una persona es detenida en un auto que cuenta con reporte de robo pero comprueba que la timaron, puede salir bajo fianza, bajo el delito de tránsito en vehículo robado. Tampoco es catalogado como delito grave portar placas sobrepuestas en un auto que no es robado.

En estos casos, las autoridades persecutoras del delito no pueden consignar a los responsables porque no es un delito grave dentro del Código de Procedimientos Penales.

En el tema de combate a robo de vehículos, se usa gente encubierta y análisis táctico, reveló el secretario de Seguridad Pública estatal.Francisco Córdova sostuvo que un ejemplo es la unidad mixta de prevención de la Policía Municipal, que ha dado buenos resultados.”Nos dijeron que en una semana hubo la recuperación de 38 vehículos (en Culiacán) y el arresto de media docena de delincuentes, esto para mí es muy positivo”. Admitió que, aun cuando en Mazatlán y Ahome no existe una unidad especializada para combatir este delito, se espera que este año siga bajando este ilícito.Aseguró que los delincuentes venden la mayoría de los carros que son robados mediante “clonación” de papeles y números de series; en otros casos, venden las piezas. De los más de 4 mil vehículos atracados este año, acotó: Son muchísimos, son menos que el año pasado, pero siguen siendo muchísimos.Reconoció que en Sinaloa sí hay bandas organizadas en este delito.

La Procuraduría de Justicia advirtió de una nueva modalidad en la compra-venta de vehículos que usan algunos “vivales” para fraudear a sus propietarios, quedándose con las unidades.El subprocurador general de Justicia en la zona centro, Martín Robles Armenta, explicó que estas transacciones o compras se han efectuado en los fines de semana y se tienen documentadas algunas.>Cheques sin fondos. Explicó que estas consisten en que el fraudeador acude, comúnmente con una mujer, quien en complicidad finge que a este le gusta el carro a comprar, para entonces decirle al vendedor que lo comprará, pero que le depositará el dinero en una cuenta bancaria.”Van y depositan algún cheque que no corresponde a la institución de crédito que les dio el vendedor del carro y le exhiben la ficha de depósito (al vendedor)”.Detalló que con la ficha en mano, confiado, la persona le endosa la factura y le entrega el carro, pero cuando llega el lunes o martes, se dan cuenta de que el cheque “rebotó” porque no tenía fondos.Robles Armenta dijo que ese método ha sido usado para evadir las responsabilidad penales de que el auto no fue robado. “Y por lo regular esos sujetos no son de la región, y también venden el vehículo de alguna manera a una tercera persona con documentos legales”.El subprocurador de Justicia destacó que estos casos han sido dirigidos básicamente con personas que no son vendedores dedicados a esta actividad, sino a ciudadanos.

Si sospecha que la unidad que le venden es robada, puede acudir a la procuraduría o la Policía Ministerial para que le verifiquen que no sea robada.

En caso de que el vehículo sea robado o tenga documentos falsos, este será asegurado pero no se detendrá a la persona que quiera hacer esta trámite.

La ley contempla libertad bajo fianza para las personas que comprueben que fueron timadas al momento de comprar una unidad que resultó con reporte de robo.

Ha habido casos de personas que son timadas comprando su carro a través de un depósito bancario, y que después no tenía fondos.

“Se están sentando las bases para que la tendencia vaya a la baja de las áreas de prevención”.

Martín Robles, subprocurador de justicia zona centro.

Deja un comentario