Como Conducir tu Motocicleta con Seguridad Bajo la Lluvia


Benjamín Yanes Millán
Las cada vez más congestionadas vialidades de las urbes modernas aunadas al incremento en los precios de los combustibles, han hecho que el uso de motocicletas se popularice aun y cuando las condiciones meteorológicas no sean las idóneas.

Por ello se presenta este artículo para que los pilotos -de trabajo o recreativos- tomen sus precauciones ante la inminente entrada de la temporada de lluvias.

Conducción bajo lluvia

El uso de la motocicleta bajo lluvia puede efectuarse, siempre y cuando se consideren las precauciones necesarias, de lo contrario, el riesgo de sufrir un accidente se incrementa notablemente.

Habrá que puntualizar que como cualquier vehículo, su desempeño disminuye con pavimento mojado y menor visibilidad. Los sistemas de frenos y suspensión también merman su efectividad, y la propia adherencia del neumático con el asfalto, se compromete.

Recomendaciones

  • La marcha inicial de la motocicleta deberá ser de manera suave.
  • Conducir a baja velocidad mientras adopta una temperatura ideal el neumático a fin de generar una adherencia con el asfalto.
  • Adoptar una velocidad de conducción que permita la visibilidad en todo momento.
  • Respetar la distancia entre los vehículos a fin de frenar con anticipación.
  • Circular en carriles de baja velocidad.
  • Circular de lado izquierdo del carril cuando se encuentre mojado el pavimento.
  • Al llegar a una curva es necesario cambiar de velocidad antes de realizar el viraje, lo anterior con la finalidad no sufrir un derrape.
  • Al realizar el frenado, este deberá ser de manera progresiva y suave.
  • En caso de lluvia extrema es preferible buscar un refugio.
  • Realizar descansos progresivamente, a fin de relajar las partes del cuerpo.
  • Evitar la circulación en zonas donde se acumula el agua.
  • Mantener prendida la luz principal a fin de que identifiquen la presencia de la motocicleta.
  • Evitar los residuos que desprendes los vehículos en circulación.
  • En caso de sufrir un ligero derrape no trate de frenar ni girar el manubrio, lo contrario sosténgalo firmemente y desacelere.

Conducir la motocicleta durante las precipitaciones requiere de mayor precaución y atención. Cabe mencionar que los elementos de seguridad son imprescindibles en todo momento durante el traslado: casco, guantes, ropa especial y zapatos). Adicionalmente es necesario utilizar un impermeable –a menos de que el traje sea repelente al agua-, a fin de evitar el contacto directo de la lluvia con nuestra vestimenta y tengamos un manejo cómodo.

Seguridad ante todo

Si al conducir un automóvil bajo lluvia estamos expuestos a sufrir un percance, ¡cuánto más en la motocicleta! Por ello la primera decisión a tomar será si somos capaces de conducir en esas condiciones y la segunda si nuestra indumentaria y vehículo están en las mejores condiciones de hacerlo. De ser negativa la respuesta, tal vez lo más prudente será esperar a que mejore el tiempo o utilizar otro medio de transporte.

Deja un comentario