Como Comprar un Auto sin Divorciarse

Elegir un coche nuevo es una gran decisión, por lo que no es de extrañar que se convierta en una fuente de conflictos en el matrimonio.
Eso es especialmente cierto debido a que hombres y mujeres pueden diferir en su enfoque para la compra de automóviles, dijo Lars Perner, un experto en el comportamiento del consumidor en la Universidad del Sur de California.

Los hombres tienden a estar más interesados en cifras concretas, como caballos de fuerza o ahorro de combustible. Las mujeres tienden a estar más interesadas en aspectos como la visibilidad, si el equipaje de la familia va a caber bien en la cajuela, o en si el coche va a ser fácil de estacionar en el garaje, comentó.

A menudo, pero no siempre, los esposos se consideran expertos automotrices. Una encuesta reciente de Autotrader.com encontró que los esposos tienden mucho más a decir que no confían en nadie más que ellos mismos al comprar un vehículo nuevo.

Pero saber mucho sobre autos no significa saber qué tipo de coche necesita la familia.

Además, los intereses y preocupaciones únicos de los individuos pueden entrar en conflicto de manera inesperada. Para evitar esto, una buena comunicación entre los cónyuges es la clave.

Lo importante, antes de que comience cualquier discusión sobre autos, es que ambas personas tengan claro cuáles son los valores más importantes para ellos, dijo Lois Vitt del Institute for Socio-Financial Studies.

“No puedes hacer caso omiso de tus valores”, dijo. “No puedes negociar eso”.

Vitt creó un cuestionario en línea que ayuda a las parejas a examinar a fondo esos valores fundamentales.

En el caso de una pareja con la que Vitt trabajó, la esposa quería un híbrido, mientras que el esposo quería un SUV con capacidad todoterreno.

Su elección se volvió más clara después de la pareja reconoció que realmente no era “híbridos vs. SUV”, sino “preocupación por el medio ambiente vs. aventura y resistencia”.

“Ellos negociaron y terminaron comprando una Subaru Outback, la mejor de la línea”, dijo Witt.

Aunque no es un híbrido, la Outback tiene un bajo consumo de combustible. E igual de importante, no parecía una gran camioneta pero seguía proyectando una imagen sólida y capaz.

A veces, un poco de educación también es necesaria para ajustar las expectativas. Cuando Michelle, que vive cerca de Filadelfia, necesitaba sustituir su viejo coche, quería algo con mucho espacio pero se negaba incluso a considerar una minivan. Además, tampoco quería gastar mucho dinero. (Michelle no quiso que su apellido apareciera publicado).

“Si alguna vez tuviera un desacuerdo, sería sobre los costos porque siempre quiero lo más barato”, dijo.

Su esposo , que se encargó de la mayor parte de la investigación, tuvo que llevarla suavemente hacia la comprensión de que, al comprar un coche nuevo, “no mucho dinero” no es lo que solía ser. Ella terminó con un SUV Kia Sorento que cuesta alrededor de 25,000 dólares.

“Para mí, se sentía como mucho dinero porque la última vez que compré un auto, costaba mucho menos”, dijo.

Ahora está contenta e incluso le gustan las características adicionales que nunca pensó que querría, como la conexión telefónica Bluetooth y la radio satelital. Además, dijo, no es una minivan.
via CNNMoney

Deja un comentario