Automotrices de la India se Fijan en México

Luego de meses de análisis y conversaciones con el gobierno mexicano y el sector privado, empresas indias de las ramas automotriz y de turismo anunciaron que realizarán inversiones en México, explicó Jaime Nualart, embajador de México en India.

Dijo que el Grupo Aditya Birla desarrollará una planta de negro de humo (producto para producir neumáticos) en México, cuyo monto requerido es de aproximadamente 80 millones de dólares.

A su vez, Grupo Tata, el mayor conglomerado de empresas de la India, iniciará la construcción de hoteles bajo su marca Taj en Campeche y Quintana Roo, mediante una asociación con un grupo mexicano.

Este grupo indio, que opera en México desde 2003 con su subsidiaria TCS, también está interesado en producir algunos de sus modelos de autos en México, lo cual podría materializarse pronto.

“Sigue habiendo un interés firme de Tata Motors por producir vehículos en México para el mercado local y de Estados Unidos; en el último año y medio han habido reuniones con un número importante de funcionarios de la empresa, quienes han viajado a México para afinar los detalles”, dijo el embajador.

Es tanto el interés de Tata Motors por introducir sus vehículos en el país, que ya ha enviado prototipos de sus modelos Indigo Manza para realizar pruebas de terreno, combustible y ver cómo se comportaban en el territorio nacional.

“Uno de los grandes retos que ha pospuesto la inversión es que los vehículos que se manufacturan en México deben reunir una serie de características de seguridad y uso racional de combustibles, entre otras, lo cual requiere que los vehículos de Tata Motors, que tal vez están diseñados para otros países y legislaciones, tengan que modificarse”, comentó el diplomático mexicano desde su oficina en Nueva Delhi.

Pero no sólo en estas dos industrias tienen puestos los ojos las compañías indias, también en la extracción y refinación de metales, así como en la generación de energías renovables.

De acuerdo con Jaime Nualart, este año una delegación de empresarios indios viajará a México para analizar la posibilidad de invertir en la extracción de metales para exportación a Estados Unidos, así como en la construcción de plantas de refinación para importar a la India.

Además, se espera que pronto México comience a exportar oro a esta nación del sur de Asia y así aprovechar la condición de India como el principal país consumidor de este metal a escala mundial.

En cuanto al tema energético, expuso que dos de las empresas más importantes en la fabricación de turbinas para generación de energía eólica en la India estudian invertir en este sector en México.

Alrededor de 60 por ciento del intercambio comercial de México e India se basa en hidrocarburos, principalmente por las relaciones entre Pemex y Reliance, firma india que posee la refinería de petróleo más grande del mundo.

Cifras en ascenso
Este año el intercambio comercial entre México y la India llegará a 3 mil millones dólares, con lo cual alcanzará su mayor nivel en la historia.

En 2011 se prevé que el comercio total superará los 3 mil millones de dólares, pues tan sólo en el primer trimestre del año se registró un intercambio de mil 184 millones de dólares, lo cual representa 42 por ciento más del reportado en 2010.

De acuerdo con el embajador de México en la India, Jaime Nualart, esto acercará a ambos países a la meta de lograr un intercambio económico de 10 mil millones de dólares hacia 2013, tomando en cuenta los más de 4 mil millones de dólares que se calcula han invertido las empresas de las dos naciones.

En India operan alrededor de 15 compañías mexicanas relacionadas con diferentes sectores como el entretenimiento, la industria automotriz, vivienda y bebidas, entre otras.

La cadena mexicana Cinépolis, por ejemplo, inició hace un par de años su apuesta en India y este año espera cerrar 2011 con 44 establecimiento en este país.

En lo que respecta a la industria automotriz, la empresa Metalsa opera una planta donde produce autopartes para los camiones de las compañías indias Tata Motors y Mahindra.

Otras compañías que incursionaron en este mercado son el Grupo KUO y la subsidiaria de Grupo Alfa, Nemak; esta última está apunto de inaugurar una fábrica en la ciudad de Chennai, donde producirá componentes de vehículos para autos para la trasnacional Ford Motors Company.

“Todo esto habla de que la industria y el mercado de la India ofrece un potencial y un mercado muy ventajoso para las empresas mexicanas, no sólo por la capacidad de atracción del mercado local, sino como un foco de exportaciones a nivel regional”, dice Nualuart.

Deja un comentario