Si Tomas no Manejes, Aunque Sea Vino de Consagrar

La Iglesia Católica cubre bajo su manto todo tipo de pecadores. El poder de la confesión es muy potente y por lo mismo ha durado tanto tiempo en su lugar. Sin embargo sus sacerdotes siguen siendo seres ejemplares para muchos en la grey católica con alguna que otra “oveja negra”.

Tomemos el caso del sacerdote de la Iglesia Católica de Fairbanks, Alaska Sean P. Thomson de 52 años quien tuvo un incidente el mes pasado.

Fue detenido cuando manejaba cambiándose continuamente de carril a velocidad excesiva en una carretera y al ser detenido se dio cuenta la policía que iba ebrio y además llevaba un arma en e asiento trasero del vehículo y otra escondida en el cuerpo, junto con una pequeña dosis de Mariguna (esperemos que sea bendita).

Aunque sea vino de consagrar si toma no manejes.

Deja un comentario