ANCA Dice que “Ley Antilavado” Pega al Negocio Automotriz


Paulina Gómez Robles en El Universal
Nayelli Milene Velázquez Victoria, presidenta nacional de la Asociación Nacional de Comerciantes en Automóviles y Camiones Nuevos y Usados A.C (ANCA), aseguró que su gremio acepta la ley contra lavado de dinero que en días pasados promulgó el presidente de México, Felipe Calderón.

Sin embargo, Velázquez resaltó no estar de acuerdo en catalogar e investigar a sus clientes al rebasar operaciones con dinero en efectivo por 207 mil pesos.

Comentó la presidenta que no se debe satanizar los recursos de las personas con la terminología “recursos de procedencia ilícita”.

Explicó que la mayoría de los mexicanos adquieren sus bienes con base a esfuerzos con dinero en efectivo legal, dijo que los términos de la ley podrían causarles temor a las personas, y ello generaría un abismo para la compra y venta de autos.

“No podemos catalogar a la gente que maneje efectivo como delincuentes cuando no somos ninguna autoridad competente para hacerlo”, dijo Velázquez Victoria

Compartió que su gremio prepara una petición por escrito ante el Senado, para que se cambie esa terminología, espera que el cambio se logre antes de julio de 2013 que es cuando entraría en operación la legislación.

Dijo que las asociaciones hermanas de su sector como: AMDA, INA y AMPACT comparten y apoyan su misma ideología, trabajan en conjunto con el fin de hacer peticiones gubernamentales para cambiar la perspectiva de su sector.

Para la líder de la AMCA la ley antilavado de dinero es atrasada, incluso piensa que no cambiará en nada la situación que se vive.

Aseguró que las autoridades federales son quienes deberán estar al tanto de investigar de dónde provienen los recursos, sin hacer que otros actores de la economía se conviertan en policías de sus clientes.

Autos ‘chocolate’, sin normas

Velázquez Victoria, explicó que los autos chocolate son todos aquellos vehículos que provienen del extranjero sin ninguna normatividad, que entran al país sin pagar ningún tipo de impuesto; la “basura” que EU ya no quiere.

Resaltó que es aquí dónde las autoridades deberán poner mayor énfasis, ya que este tipo de coches dañan el patrimonio económico del país y de los mexicanos.

La SE deberá lanzar una regulación para la entrada estos autos, eso es más importante que una ley antilavado de dinero.

Deja un comentario