AMIS Estima Año Récord de Robos Automotrices este Año

Pese a que el robo de vehículos tuvo una “ligera” disminución entre octubre y noviembre, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) estima que durante este año se termine con una cifra récord de 83 u 84 mil autos hurtados. Recaredo Arias Jiménez, director general de esta asociación, recordó que a septiembre la cifra fue de 84 mil 59 unidades aseguradas robadas, pero en los meses siguientes se ha presentado una ligera disminución en este ilícito. En conferencia de prensa, durante la firma de un convenio de colaboración entre la AMIS y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), indicó que las acciones que se han emprendido para combatir el robo de vehículos “empiezan a dar resultados”. Arias estimó que este año concluirá con una cifra histórica de autos asegurados robados de entre 83 y 84 mil unidades. Recordó que de septiembre de 2010 al mismo mes de este año, el número de autos asegurados robados fue de 76 mil 418, lo que significó un incremento de 10 por ciento en el último año. Arias Jiménez dijo que de 2005 a la fecha, el incremento en el hurto de automóviles asegurados ha sido de 89 por ciento. Por su parte, el presidente de la AMIS, Fernando Solís Soberón, comentó que en el país existe un parque vehicular de 32 millones de unidades, de las cuales sólo 26 por ciento está asegurado. Alertó que es de vital importancia la existencia de normas que consideren que cada persona que conduce un vehículo en el país tenga un seguro para la protección de las víctimas en accidentes viales. Señaló que traer vehículos asegurados redundaría en beneficios, tanto para las empresas como para las familias, las cuales podrían continuar con sus proyectos de vida y negocios, al recibir la indemnización que ofrece el seguro y recuperar así su patrimonio perdido. Solís Soberón expuso que contar con un seguro de automóvil le permite al gobierno dejar de pagar los costos de los accidentes viales, que al día de hoy ascienden, en todo el país, a 126 mil millones de pesos, recursos que se podrían usar para programas de bienestar social.

Deja un comentario