51 Años con una Palanca de Thunderbird en el Brazo

Si nos vamos hacia atrás en el tiempo hasta 1963 encontraremos que ese día Arthur Lampitt chocó en su Thunderbird y no se dió cuenta que se había quedado incrustado en su brazo la palanca de la direcciónal. Le dolió un poco pero nada mas.

Ahora y 51 años después ha tenido que pasar por cirugía para removérsela ya que sonaba cada vez que pasaba por un detector de metales.

El doctor le dijo que no era necesario, pero aun asi decidió quitarse el objeto metálico del tamaño de un lápiz que tenía en su brazo. Arriba lo vemos sonriendo con su esposa. ¡Esos son hombres!

Deja un comentario