40,000 Unidades VW con Software “Truqueado” en México


Volkswagen de México vendió 39 mil 800 vehículos desde 2009 a la fecha, con motores a diesel que adulteran los resultados de sus emisiones contaminantes mediante un software, informó la Secretaría de Economía.

El titular de la dependencia, Ildefonso Guajardo, mencionó que esas unidades representan 7% de las ventas de la automotriz en el país.

Mientras que el volumen de vehículos que la armadora exportó a Estados Unidos desde Puebla, con esos motores a diesel, asciende a 47 mil unidades, de enero a agosto de 2015, equivalente a 11% de la producción total de la marca en México, explicó en entrevista con Grupo Fórmula.

“Sin duda Volkswagen enfrenta un problema de responsabilidad corporativa; afortunadamente, en la planta de México, el impacto de esta edición de vehículos de diesel del mercado estadounidense sólo representó 11% de la producción”, manifestó Guajardo.

Comentó que la firma deberá explicar el motivo que la llevó a cometer dicha trampa y reafirmó lo declarado por el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano, en cuanto a que el gobierno analizará los certificados de emisiones emitidos por Volkswagen en México para sus unidades a diesel desde 2009, para saber si incumplieron la normatividad mexicana.

“Es muy temprano para calcular si esto va a tener un impacto en su participación de mercado. Deberíamos ver primero cómo logran enfrentar la crisis y cómo se comprometen a resolver el problema”, agregó.

En Estados Unidos, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) identificó a 482 mil vehículos de la marca Volkswagen y Audi con motores a diesel con ese software diseñado para evadir las normas ambientales. Los modelos con este dispositivo son Golf, Jetta, Beetle, Audi A3 y Passat, con motor a diesel.

En México, la planta de Puebla fabrica los modelos Golf, Jetta y Beetle en sus versiones a diesel.

Motores de origen alemán. El gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, aseguró que la planta de Puebla no tuvo injerencia en la alteración de los motores con el software, pues los motores llegaron de Alemania y sólo fueron ensamblados.

Ofreció al presidente del Consejo Ejecutivo de Volkswagen México, Andreas Hinrichs, comprar autos a la firma con dinero público para evitar despidos masivos de la planta.

También propuso mantener los estímulos fiscales. Apuntó en entrevista radiofónica que 23% de la producción de la planta de Puebla corresponde a vehículos con motores diesel.

Profeco espera información. La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que, derivado de la información emitida por la EPA, estará atenta al dictamen de autoridades ambientales como Semarnat y Profepa, sobre el cumplimiento de la normatividad de parte de VW.

Profeco agregó que aguarda que la armadora dé a conocer la fecha del llamado a revisión o recall de los vehículos importados, fabricados o comercializados en el país con el software para el motor a diesel.

“Una vez agotados estos pasos, la Profeco estará en posibilidad jurídica de iniciar la acción colectiva correspondiente”, indicó.

Deja un comentario