3 Instituciones Bancarias Concentran el Crédito Automotriz en México

El crédito bancario automotor está muy concentrado, ya que solamente tres instituciones manejan el 77 por ciento, lo que se traduce en menor oferta y no permite que los costos bajen, a pesar de que las tasas se han reducido en los últimos cinco años. Las cifras más recientes del Banco Central mexicano indican que a octubre de 2011 el sistema bancario nacional totalizaba 447 mil 556 préstamos para automotores, de los cuales 42 por ciento fueron otorgados por Bancomer con 188 mil 836, seguido por Scotiabank con 93 mil 904 -menos de la mitad de lo que prestó el banco líder en el segmento-, después se ubicó Banorte con 63 mil 427 unidades financiadas, lo que representa 15 por ciento del total. En promedio, los bancos prestan 151 mil 786 pesos para la adquisición de un automóvil, lo que puede traducirse en dos posibilidades: 1) Que los usuarios cubren mediante créditos cuando menos 80 por ciento del valor de un automóvil, considerando que el enganche mínimo requerido es de 20 por ciento del costo de la unidad. 2) O bien, que se obtiene 100 por ciento del valor de la unidad, lo cual es poco probable, ya que estos esquemas fueron poco efectivos y más riesgosos para los bancos, por lo cual prácticamente han entrado en desuso. Además, quienes demandan créditos para autos los adquieren para pagar en 46 meses, lo que coincide con la vida útil efectiva de las unidades; se calcula que un coche tiene un promedio de cuatro años de uso constante sin problemas, para después iniciar el periodo de reparaciones moderadas y después las intensas. En materia de tasas de interés, es un hecho que los costos han bajado, a tal grado que ya se ubican en rangos promedio de 13.5 por ciento anual, siendo Banco Inbursa la institución con el rédito más elevado, 17.2 por ciento en términos anuales, y precisamente BBVA Bancomer es la que tiene el costo más bajo con un indicador de 12.6 por ciento anual. Con 43 mil 492 millones de pesos en préstamos para automotores vigentes hasta octubre del año pasado, el mercado es pequeño con respecto a otros instrumentos crediticios; sin embargo, en México el potencial es amplio. A pesar de ser un préstamo con garantía, el sistema bancario mantiene la rigidez en las políticas para estimular el crecimiento del sector mediante créditos.

Deja un comentario